Quiero compartir estas letras con ustedes.

Quiero ser el susurro de mis emociones en sus labios…

Decirles que yo, un “Sencillo hombre de a pié…” soy el escriba de estos versos, de esta prosa poética que me dicta un “Duende” desde el subconsciente creativo; él es el verdadero poeta, el creador, “El loco”.

Agradezco a todos los que siguen “El camino…” sus comentarios. Es de gran ayuda y un placer ver como interpretan y hacen suyos los versos del “Duende”. Es un deleite sentirles tan cerca.

Gracias por estar ahí, ahora son parte de mí… Un fuerte abrazo.

4 dic. 2016

IMPOTENCIA DESOLADA




Siento que me derrumbo
de dolor, cuando la pena
me conmueve y no lo merezco.
Incapacidad desamparada.

Me golpea la amarga vida
constantemente importuna.
Limpio las gotas
que inundan mi fortaleza
rota de ternura.

La torpeza de no estar
en mi cabeza, ausente
se escapa de la locura
del disentimiento
de lo indeseable.

Desconozco las cosas
cuando pasan, y no puedo
con la incomprensión
al sufrimiento que duele,
que duele abandonado.

Se escapa el corazón
de un tirón, arrancan
la madurez del juicio
de mis reflexiones.
Cortedad amarga,
Impotencia desolada.



12 oct. 2016

PONZOÑA DE LAS DEBILIDADES



No puedo, desasosiego
de las incapacidades
que hieren conflictos
en el despojo de los sermones.


No quiero sobresaltado
los gritos ensordecedores,
que muestran lo inaceptable
del desequilibrio amputado.

No debo pero peco,
cuando me atropello
en las dificultades del
entendimiento.

No fueron los llantos,
ni las conversaciones interiorizadas,
ni los lamentos del yo
no pretendo.

Ocurre cuando caigo,
en el NO miserable
de la invalidez intolerable.

No puedo, no quiero, no debo,
no fueron los llantos…
Ponzoña de las debilidades.

14 ago. 2016

ESCOTE DE TU CUERPO


El cuello de tus poros.
Perfume de tu atributo
que despoja mi naturaleza,
y me pierdo en tus órbitas
de bálsamos inusitados
que se deslizan por el rocío
de tu aureola.

Emanación de tu abertura,
clamado, delicia en el movimiento
de la hermosura al baile
rítmico de los espasmos.

Palpitaciones del ímpetu,
del frenesí de los sabores.
De ojos en blanco edén
acariciado.

Exclamación, aire, viento
de adentro. Los poros
de tu cuello, escote
de tu cuerpo.

7 ago. 2016

LA VENUS DE LA PARÁLISIS DEL CUERPO



Los brazos se multiplican y puedo tocar
cada pieza del puzzle de los motivos.
La gravedad se rompe en pedazos
y debajo de mis pies se asoma
una radiante luz que me incita
a sobresalir.

Todo me rodea y enseña todo
lo que no recuerdo del – Todo –
de cuando regrese a la Nada
del tiempo. Cuando perdí
la memoria de Luz.

No puedo explicar con palabras
la Venus de la parálisis del cuerpo,
que desvanece planeando lentamente,
como pluma que se aplaza al vacío.

Ahora soy candil y soy Todo.
Los sentidos no tienen numero,
y la imaginación se convierte
en real e infinita.

Nada se me escapa,
Todo me halla, me encuentra,
me acierta con la verdad
que me reencuentra.

Puedo sentir amor en mis palabras
que solo tienen sonido en la Nada,
y el en Todo, AMAN…
Una estela que abarca.

No existen conceptos, ni nombres,
ni palabras, ni letras que expliquen
los sentimientos del reino del alma.
Donde el atrevimiento fluye
y la creatividad es promesa.

Ni dolor, ni miedo… La Venus
de la parálisis del cuerpo.

23 abr. 2016

DE ABAJO ARRIBA, TODO ES ÁRBOL




Boca abajo los cabellos
son las raíces
del  árbol sabio.

Desde abajo se sufre
como en el campo de batalla,
entre las  trincheras de la desolación.
  
Ríos de lágrimas de sangre y odio
que desembocan en el error,
en el horror repulsivo
a la supresión.

Boca abajo se ve la suciedad
tan  de cerca, que el alma es salpicada
por el vomito de los reproches
de las heridas no tratadas,
del rechazo al hermano
que ignora el auxilio al hermano.

Desde abajo los brazos
se extienden en alto,
y los ojos abatidos se tragan el llanto,
para ganar la batalla
si les quitan el sustento.

Boca abajo la cabeza
estalla de incomprensión,
de ser apartado y agraviado,
por el dedo índice aventajado,
de la fortuna del tirano afortunado.

Abajo la vida sucede
de otra manera de cómo es
arriba… De abajo arriba,
todo es árbol.

19 ene. 2016

COMO LA PORCELANA





¡Qué hermosa eres!
tan atractiva mi vida.
Cuanta dulzura rebosa el amor
en tu mirada, en el semblante
de tu elegancia.

Y no importa nada
de lo que no importa,
solo la belleza del paisaje
que nos acompaña, en la velada
del momento que nos regala.

El cielo es estar viviendo
este instante que lo es todo,
pues - el todo - es esto;
y esto es vivir, realmente sentir.

Una lágrima recorre
el interior que despierta al alma,
agradecida por el amor
que brota del entendimiento;
y río a carcajadas pegadizas de ternura.

Saber estar,
decir las palabras adecuadas,
la caricia y el beso oportuno,
el retozo atento de cultivada gnosis.
Te amo… La palabra apropiada.

Refinada como la porcelana,
frágil, sublime como el ánimo.
¡Qué hermosa eres!
Te adoro mi vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LA EDUCACIÓN PROHIBIDA

ENSÉÑAME PERO BONITO

ENTRE MAESTROS