10 nov. 2013

¿Qué culpa tiene un niño?





Ciertamente incierto
es el futuro, como lo es
el presente, incluso el ahora
puede sorprender
con lo inseguro, que es
sorpresa ingrata, o dichosa
 a veces. ¡Tanto,
cuanto esfuerzo!

Desgraciados que se excusan
en su desgracia, para caer
en su propia mierda
del infortunio, de la fortuna
manchada de odio, locura,
salvajez… ¡Crueldad inmunda!

Todo es negocio, oficio,
vicio. Y muchos
en nombre de dios rezan,
se santiguan, abusan,
atormentan y matan…
¡Tanta, cuanta hipocresía!
¡Cuánto miserable!

¿Qué culpa tiene un niño?
¿Qué culpa tienen los cordiales,
los sociables, los sensatos…
Los humanos?
¿Qué culpa tienen aquellos que
quieren vivir en paz, que
quieren vivir en libertad?

El ambiente apesta a engaño
cuando la verdad se asoma
desde aquella esquina,
con cuidado que no la vean
los usurpadores de ella,
los estafadores, los malvados
que la someten al destierro
de ojos y oídos.

Nos pisotean,
nos manejan,
nos envenenan,
y nos acomodamos
a la doctrina creada por ellos.
“Santa Biblia de corderos”.

Arriba no solo está el cielo,
están ellos, “los vencedores”.
¿Y nosotros…? Nada,
nada hacemos.

Incierto es el futuro,
como lo es el presente,
incluso el ahora…

¿Qué culpa tiene un niño?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LA EDUCACIÓN PROHIBIDA

ENSÉÑAME PERO BONITO

ENTRE MAESTROS