Quiero compartir estas letras con ustedes.

Quiero ser el susurro de mis emociones en sus labios…

Decirles que yo, un “Sencillo hombre de a pié…” soy el escriba de estos versos, de esta prosa poética que me dicta un “Duende” desde el subconsciente creativo; él es el verdadero poeta, el creador, “El loco”.

Agradezco a todos los que siguen “El camino…” sus comentarios. Es de gran ayuda y un placer ver como interpretan y hacen suyos los versos del “Duende”. Es un deleite sentirles tan cerca.

Gracias por estar ahí, ahora son parte de mí… Un fuerte abrazo.

9 may. 2012

DE TI SOY




Cada caricia y tus manos,
cada mirada y el brillo de tus ojos,
cada beso y tus labios
que dibujan un corazón precioso,
cada te quiero y el susurro de tu voz.
De ti soy.

Esas cositas que dices
tuyas y mías,
para mi de ti y me hacen sonreír,
volar de felicidad junto a ti.
De ti soy.

Cuando me cuidas y me abrazas,
cuando me proteges y me agarras,
cuando te preocupas por mi.
De ti soy.

Para ti soy
al decir que me amas,
por las lágrimas que sufren por mi,
por los celos que confiesan
el amor de amar.
De ti soy.

Por siempre
que seas tú para mi,
en las locuras
que divierten al ser
en ti junto a mi.
De ti soy.

El perfume a ti,
La silueta de tu cuerpo
esculpida con extrema belleza
que enamora mis sentidos
y te quiero.
De ti soy.

Para siempre tuyo.
Para ti.
De ti.


5 comentarios:

Marinel dijo...

Sois el uno de la otra, la otra del uno en perfecta armonía.
Siga así por siempre y para siempre y si es con toques poéticos,mejor que mejor.
Un beso.

faty dijo...

Cariño que bonito lo que me has escrito, eres el mejor
eres único, eres mi poeta... Te quiero

“No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo” dijo...

Preciosa declaración

María dijo...

Bellísima declaración de amor que alienta el corazón a ser feliz.
Un placer reencontrarme con esto.
Un abrazo.

Carina Rocha dijo...

Hermosas palabras.

Es un placer leerte.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LA EDUCACIÓN PROHIBIDA

ENSÉÑAME PERO BONITO

ENTRE MAESTROS