Quiero compartir estas letras con ustedes.

Quiero ser el susurro de mis emociones en sus labios…

Decirles que yo, un “Sencillo hombre de a pié…” soy el escriba de estos versos, de esta prosa poética que me dicta un “Duende” desde el subconsciente creativo; él es el verdadero poeta, el creador, “El loco”.

Agradezco a todos los que siguen “El camino…” sus comentarios. Es de gran ayuda y un placer ver como interpretan y hacen suyos los versos del “Duende”. Es un deleite sentirles tan cerca.

Gracias por estar ahí, ahora son parte de mí… Un fuerte abrazo.

22 feb. 2011

CUANDO ÉRAMOS NIÑOS





Cuando éramos niños
conocíamos el significado
de la libertad de ser nosotros.

Cuando éramos niños
estábamos limpios de maldad.

Cuando éramos niños
acariciábamos la vida
con creatividad, con energía,
con bondad, con plenitud,
con sinceridad…

Cuando éramos niños
nuestra sonrisa era verdadera,
nuestras risas, contagiosas;
y los abrazos
eran como los besos
dulces del amor.

Cuando éramos niños
llorábamos por las normas
y reglas impuestas
por aquellos
que habían perdido la libertad,
la verdad.

De niños nos robaron
poco a poco la bondad,
la creatividad, la independencia,
la sabiduría de la vida
por el “Escudo oxidado” protector
de la muerte en vida.

Cuando fuimos niños,
conocíamos la verdad.
Ahora vivimos la realidad
de la dura lucha
de nuestro destino,
en la búsqueda
del conocimiento
de la libertad;
por la verdad
que nos fue arrebatada.

9 comentarios:

María dijo...

Estar con niños ayuda a recordar y rescatar esa parte de niños que todos guardamos y no nos atrevemos a sacar por miedo a ser juzgados.
Bendita inocencia!
Un abrazo

MIMOSA dijo...

Pero siempre queda en el alma ese niño que nos atrapa, es cuestión de buscar esa bella inocencia, de volver a poder mirar con sus ojos, sentir de nuevo su sonrisa en la cara, brindar de nuevo la libertad a ser sinceros con uno mismo y hacerla extensible al resto de verdad. No perderé a mi niña, la llevé siempre conmigo y poco a poco la encuentro.
Bellísimos versos, bello cambio que nos acoge aquí.
Un abrazo

Una soñadora más... dijo...

Perdón,
¿La cola para las denuncias de niñas perdidas?

Teresa dijo...

Esa niña inocente sigue conmigo y no la dejare irse, por que me da la vida, la alegría, la vitalidad, y la fuerza para olvidar que esa niña no era tan inocente, que sufría y nunca sonreía.

Saludos Francisco, un placer visitar tu blog.

María dijo...

De niños aprendimos sueños que ahora no han cristalizado en realidades... así que únicamente podemos tratar de encontrar la libertad que significa nuestra propia verdad, sólo la nuestra.
Un beso.

Carmen Troncoso dijo...

Mi niño va en mi bolsillo y salta alegre cuando llega la primavera a mi corazón!

mizia dijo...

Francisco,

Simplesmente... LINDO !!

Adorei !!

Beijinho

alma dijo...

Me han conmovido tus letras.
Cuándo éramos niños...más que bello.

Un abrazo

Cecy dijo...

Precioso poema.
Lleno de la mas cruel verdad.
Nos han arrebatado la felicidad de ser niños.

Hola, soy Cecy.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LA EDUCACIÓN PROHIBIDA

ENSÉÑAME PERO BONITO

ENTRE MAESTROS