Quiero compartir estas letras con ustedes.

Quiero ser el susurro de mis emociones en sus labios…

Decirles que yo, un “Sencillo hombre de a pié…” soy el escriba de estos versos, de esta prosa poética que me dicta un “Duende” desde el subconsciente creativo; él es el verdadero poeta, el creador, “El loco”.

Agradezco a todos los que siguen “El camino…” sus comentarios. Es de gran ayuda y un placer ver como interpretan y hacen suyos los versos del “Duende”. Es un deleite sentirles tan cerca.

Gracias por estar ahí, ahora son parte de mí… Un fuerte abrazo.

20 nov. 2010

EL DESTINO




¿Volveremos al encierro del alma?
¿Regresaremos al padecimiento?
Nadie responde al abandono,
al arrojamiento del no ser,
a la ceguera de la carne.

Un castigo, un juguete,
un error de laboratorio.
Enfermos de imperfección,
virus de la vida
que entrega al deterioro.

Insignificantes sujetos
del bien y el mal;
confusión, locura, engaño,
impotencia, rendición.

Marionetas de la simplicidad,
obreros de pico y pala
robotizados en la rutina;
servilismo a la vida.

Substanciales relegados
a lo oculto de las mazmorras;
tierra, polvo, muerte,
alma.

¿Dónde estás alma?
Te siento y no te veo,
te siento y no te encuentro;
¿Cuál es el destino?
El destino del camino,
el sentido de la vida;
el destino del principio
del final.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LA EDUCACIÓN PROHIBIDA

ENSÉÑAME PERO BONITO

ENTRE MAESTROS