6 may. 2009

NUESTROS MAYORES




Respetar, proteger,
cuidar a nuestros mayores.

Tornar…
Donde todo empieza, termina.
Regresar a la esencia
de nuestras raíces.
Luz, energía, conciencia.

Me cuesta encontrar los recuerdos,
tendré que esperar a la vejez,
hacia donde los recuerdos vuelven
y se evocan las reflexiones.

Envejecer,
de la primera fila a la tercera…
“La tercera edad”.

Donde serás tratado como un niño; 
aquella en la que volverás
a ser niño.
Como un niño
con sus manías acentuadas:
Travieso, imprudente,
que no concibe, se olvida,
que se distrae,  no escucha,
que se queja, se entristece, censura,
que pierde los modales, las formas…
Las fuerzas.

Como recién nacido
que no puede valerse por sí mismo,
que necesita todo el cuidado y atención
de sus seres queridos.

Y sentados en “La tercera fila”,
se recargan de viejos recuerdos
de cuando estuvieron al frente,
en primera línea,
disfrutando, luchando,
viviendo a tope. 
Forjando los cimientos
de aquellos que vendrán…

Agradecer, Envejecer…
Vejez.


2 comentarios:

Betta Real dijo...

Y vaya que me sería práctico llegar a la vejez o mejor dicho...interesante. Siendo sincera, no me carácterizo por mi memoria de elefante.

Me ha gustado mucho.

Saludos.

Anónimo dijo...

mMe permito recomendarle leer algun tratado de gerontologia social. Ha utilizado usted en su escrito solo los mitos que hoy con los avances de la psicologia sobre la vejez, están cayendo por si solos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LA EDUCACIÓN PROHIBIDA

ENSÉÑAME PERO BONITO

ENTRE MAESTROS