22 feb. 2009

ETERNO IGNOTO





Nos recreamos en el escaparate
y no lo reconocemos..



Sabemos de él

lo que vemos por fuera,
y desconocemos
lo que siente por dentro;
su profundidad,
su verdadero ser.

Muchos creen conocerle,
y tan solo unos pocos
pueden ver como es.

Puede
que alguien sepa quién es,
y ese alguien,
no es él.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LA EDUCACIÓN PROHIBIDA

ENSÉÑAME PERO BONITO

ENTRE MAESTROS