25 nov. 2008

AMOR...AMAR







Amor... Amar,
Enamorarse...
Y el amor se transmuta.




Cupido lanzo su flecha cargada
de dulzura y amor al corazón.

Despertó ese cosquilleo
en la barriga
que me llena de energía,
me llena de ti,
y me hace flotar de alegría.

¡Qué bien me siento enamorado,
qué bien sentirse enamorado!
Sentir amor... Amar.

¡Lo que daría por mantener
lo que ahora siento;
disfrutar de este momento
en muchos otros,
no dejar que la llama se apague
y aprender,
madurar enamorándome!... Amar.
¡Qué bien me siento enamorado!
Dar amor,
recibir amor... Amar.

El verdadero yo, lo mejor de mí,
lo más humano...
Amor... Amar.

¡Y decir te quiero, y sentir te quiero!
Energía que purifica
y recarga vida plena
al compartir uniendo amor,
sintiendo amor... Amar.

¡Qué bien me siento enamorado!
Y me resigno a tener que aceptar
que todo en la vida
dura un tiempo,
un instante,
una chispa que se apaga,
que se pierde... que se acaba.
Y la vida continúa buscando amor,
esperando amor... Amar.

Amor que se compromete,
que perdura en el tiempo
y se transmuta
dividiéndose en dosis de cariño,
de afecto, de apego,
de ternura, de amistad.
Palabras que son amor,
que dan amor... Amar.

¡Lo que daría por mantener
lo que ahora siento;
disfrutar de este momento
en muchos otros,
sentirme enamorado!... Enamorar.

El verdadero yo, lo mejor de mí,
Amor... Amar.


METRÓPOLI




Calles

que señalan direcciones
hacia lugares conocidos.

Líneas que forman ciudades
de estructuras,
que hacen guiños de luz
del calor de estar vivas.

Colores
que organizan y dirigen
el transito del murmullo
al movimiento
del latido de la urbe.

Seres únicos
caminan en una convivencia
de contrastes,
que buscan su destino
de lo difícil
que es ser uno mismo
del como es del lugar.

Sensaciones fluyen
y alcanzan los sentimientos,
que despiertan reacciones
y muestran titulares
del parecer
del conjunto de una sociedad.

Entre ruido y prisas,
vivimos en un mundo
de confusiones,
que nos introduce
en el circulo vicioso
a la rutina de la labor
de intentar corregir.

La metrópoli,
hija del progreso.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LA EDUCACIÓN PROHIBIDA

ENSÉÑAME PERO BONITO

ENTRE MAESTROS