10 nov. 2017

ALMA




A mi alrededor hermosura.
Cada palpito y el vello de punta.
Los colores infinitos, el sonido de la vida
cuando la expresión atrapa la felicidad.
Los olores de energía clandestina y la luz,
que refleja el arrebol, en la perspectiva del panorama.
Camino, floto, camino…
Las señales se reproducen en inclinaciones
que representan registros infinitos,
sensaciones sin calificativo…
 ALMA.
Te quiero mi dama,
Mi alma.

27 ago. 2017

EL RARO, EL OTRO LADO



Soy la pieza perdida
en la caja de otro puzzle.
La que no encaja en este lugar,
la que no entiende ni entienden,
la que expresa lo inaceptable,
la otra, la otra pieza.

Soy lo que no quienren oir, lo que
no pueden ver los invidentes. Soy
la grosería para el que discrepa,
la estupidez para el convencido,
la insensatez para la mayoría.
El raro, el otro lado.

Soy tan raro como claro y raro,
tan transparente que, se me ve raro
pero claro. Rebelde, ermitaño y raro.
Sociable en porciones, alejado por raciones
y raro, muy raro. Eso dicen mis negados
y mis allegados; los equilibrados. Tan iguales,
que lo ven raro y poco claro; lo dejan
a un lado, por raro.

Soy ese, para algunos eso; y a mí
me importa poco eso. Pués, en eso estamos,
en lo diferente, ¿O era en lo raro?.
En cualquier caso, a un lado. Solo
y acompañado por el ganado. Seguramente
desorientado, quizas confundido, problamente
desafortunado entre tanto mentecato; pero
sobretodo en mi lado, en lo raro.

Sin estar en lo cierto, ni encontrarme
en lo perfecto; tengo el atrevimiento
del loco, y la valentía del excéntrico
en un mundo lineal, sin pulso, común y
aparente. Soy la pieza de otro puzzle,

el raro, el otro lado… Soy.


7 may. 2017

NADA/TODO


Y…?
Nada.
Me dijeron eso de escribir mis memorias
y las páginas se enumeraban en blanco.
Nada.

¿Qué les puedo contar?... las páginas pasan.
Nada.

Vivo como el que…  más o menos vivo,
según dicta el Sr. Sistema
y me permite la Sra. Comuna.
Eso sí, seguro de mi,
de quien soy y puedo… eso creo.
Nada.

Poco más,
que ya es algo más que todo en blanco.
A decir verdad y según lo dicho, menos,
pues eso y poco es nada… todo en blanco.
Nada.

¿Al fin y al cabo,
qué sentido tiene vivir… y morir?
Tanto sufrir, llorar, padecer, luchar… y reír.
¿Qué les voy a contar?
Nada.

Y vine a este llorando,
¿Quizás intuía donde venia?... donde estoy es...
Nada.

He borrado mis memorias, ¡Total para nada!
No sirve de Nada.

He guardado donde se esconde el alma mi Todo:
Amor, pasión, alegría, decoro, humildad… 
para que Nada no me lo robe y Todo permanezca.



Todo o nada.

MONSTRUOS DE HORMIGÓN

EL PRECIO DEL PROGRESO
(Conflicto macroeconomía/ser humano)

Estructuras de hormigón y hierro se convierten en la deidad venerada por la sociedad.

Objetivos, metas, productividad, beneficios, lucro… ¡Más y más! “Es lo importante, 
lo que importa”.

Se crean monstruos dirigidos por el egoísmo, el materialismo, la ambición de la codicia que devora la salud de la humanidad (nuestra salud), el entorno natural (animales, ríos, plantas, océanos y mares), el planeta (nuestro hogar).
 
El ser humano queda relegado a un segundo plano (hogar y familia no son lo preferente). “Robotizados” a tener que admitir, aceptar y adaptarse a las circunstancias de un SISTEMA que nos aborda… “Sin vida propia”.
Presionados, manipulados, acosados por las normas que otros imponen en “beneficio” y en contra de todos.

Debería existir una sinergia entre las necesidades e inquietudes de las personas (la sociedad) y las de la empresa, entre las estructuras de producción y las del ser humano;  de manera que se consiga no estar sometidos. Que de una vez por todas podamos sentirnos vivos, libres, primordiales, con “Calidad de vida” (salud, tiempo y dinero).

Debería existir una simbiosis entre las necesidades de producción y aquellas que dan bienestar al medio ambiente (el entorno natural); de manera que se asegure y se mantenga la salud del planeta (nuestro hogar).

Y puede que suene tan bonito en los oídos que trascienda a lo absurdo, a lo imposible, insostenible, inadmisible. ¡Quizás! Lo mejor, lo más cómodo, lo factible sea seguir viviendo al límite.

Y el monstruo de hormigón seguirá devorando, disipando la salud de la humanidad, la salud del planeta en “beneficio” de unos pocos miopes. Aquellos que manejan los hilos de una…


“Sociedad Robotizada”

21 feb. 2017

SALUDAN AL RECIPIENTE DEL ALMA


Se marcha la lozanía
cuando todo se oxida,
y desafina el movimiento
al chirrío de los años
que encanecen y avejentan.

Somos la penitencia del alimento
que degrada el cuerpo
en las emociones del día
que respiramos, intoxicados
morimos sin saber como;
COMO sin saber.

Energía que se desgasta
en aperitivos de acidez
abundante, golpe
al hígado abatido
y abandonado.

Caprichosa la gula
de vivir el momento
al momento.
El turno pasa, y la salud
se despide preocupada.

Perdemos la frescura
en la senectud de la salud
de los saludos desatendidos,
en la inopia del frenesí
de la creencia adulterada.

Cuidarse ahora, la fuente
de la calidad del envejecer
que aguarda y alcanza.

¡Salud!
Saludan al recipiente del alma.



29 ene. 2017

A TU LADO


A tu lado
todo contigo, corazón.
Renuevo el aliento y en un soplo
a tu lado… Sueño.

Suspiro
en la puesta de sol,
cuando la vida cierra los ojos
y retoñan las fantasías
al abrigo de la ternura…
La luna.

La brisa cuenta historias
de amores, besos y abrazos.
De pasiones aliviadas
en sudor, gemidos y risas…
Te amo, lo subrayo y te amo.

Aparece la inocencia
que acompaña a mi amor
por ti;  y los atisbos
se encuentran de nuevo
en el brillo del pensamiento
enamorado… Para siempre.

A tu lado,
en un lado o en el otro,
en el lado que aparezca,
en el lado que estés…
Permanentemente a tu lado.

A tu lado
soy a tu lado.



4 dic. 2016

IMPOTENCIA DESOLADA




Siento que me derrumbo
de dolor, cuando la pena
me conmueve y no lo merezco.
Incapacidad desamparada.

Me golpea la amarga vida
constantemente importuna.
Limpio las gotas
que inundan mi fortaleza
rota de ternura.

La torpeza de no estar
en mi cabeza, ausente
se escapa de la locura
del disentimiento
de lo indeseable.

Desconozco las cosas
cuando pasan, y no puedo
con la incomprensión
al sufrimiento que duele,
que duele abandonado.

Se escapa el corazón
de un tirón, arrancan
la madurez del juicio
de mis reflexiones.
Cortedad amarga,
Impotencia desolada.



12 oct. 2016

PONZOÑA DE LAS DEBILIDADES



No puedo, desasosiego
de las incapacidades
que hieren conflictos
en el despojo de los sermones.


No quiero sobresaltado
los gritos ensordecedores,
que muestran lo inaceptable
del desequilibrio amputado.

No debo pero peco,
cuando me atropello
en las dificultades del
entendimiento.

No fueron los llantos,
ni las conversaciones interiorizadas,
ni los lamentos del yo
no pretendo.

Ocurre cuando caigo,
en el NO miserable
de la invalidez intolerable.

No puedo, no quiero, no debo,
no fueron los llantos…
Ponzoña de las debilidades.

14 ago. 2016

ESCOTE DE TU CUERPO


El cuello de tus poros.
Perfume de tu atributo
que despoja mi naturaleza,
y me pierdo en tus órbitas
de bálsamos inusitados
que se deslizan por el rocío
de tu aureola.

Emanación de tu abertura,
clamado, delicia en el movimiento
de la hermosura al baile
rítmico de los espasmos.

Palpitaciones del ímpetu,
del frenesí de los sabores.
De ojos en blanco edén
acariciado.

Exclamación, aire, viento
de adentro. Los poros
de tu cuello, escote
de tu cuerpo.

7 ago. 2016

LA VENUS DE LA PARÁLISIS DEL CUERPO



Los brazos se multiplican y puedo tocar
cada pieza del puzzle de los motivos.
La gravedad se rompe en pedazos
y debajo de mis pies se asoma
una radiante luz que me incita
a sobresalir.

Todo me rodea y enseña todo
lo que no recuerdo del – Todo –
de cuando regrese a la Nada
del tiempo. Cuando perdí
la memoria de Luz.

No puedo explicar con palabras
la Venus de la parálisis del cuerpo,
que desvanece planeando lentamente,
como pluma que se aplaza al vacío.

Ahora soy candil y soy Todo.
Los sentidos no tienen numero,
y la imaginación se convierte
en real e infinita.

Nada se me escapa,
Todo me halla, me encuentra,
me acierta con la verdad
que me reencuentra.

Puedo sentir amor en mis palabras
que solo tienen sonido en la Nada,
y el en Todo, AMAN…
Una estela que abarca.

No existen conceptos, ni nombres,
ni palabras, ni letras que expliquen
los sentimientos del reino del alma.
Donde el atrevimiento fluye
y la creatividad es promesa.

Ni dolor, ni miedo… La Venus
de la parálisis del cuerpo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LA EDUCACIÓN PROHIBIDA

ENSÉÑAME PERO BONITO

ENTRE MAESTROS